Estas aquí

PATATA

UNAS BUENAS PATATAS FRITAS, SON ANTE TODO UNAS PATATAS BUENAS.

Las que se sirven en nuestros restaurantes siguen las buenas prácticas instauradas en todas las etapas de la producción: en el campo, durante su almacenamiento e incluso en la planta.

NO SE DEJA NADA AL AZAR

Cada agricultor está en disposición de presentar el historial del cultivo de las patatas en sus parcelas. En la planta, se realizan controles al producto terminado cada 20 minutos para asegurar un seguimiento riguroso de la calidad.


VARIEDADES ESPECÍFICAS DE UNA PATATA FRITA ÚNICA

Recuerde bien estos nombres: Shepody y Russet Burbank. Su secreto: son el origen de unas patatas fritas largas, crujientes por fuera y jugosas por dentro. Las patatas se benefician durante su crecimiento de una irrigación razonada, basada en el análisis de la humedad del suelo y de las necesidades de la planta.

Las patatas reciben una dosis adecuada de elementos nutrientes, en el momento adecuado, en función de los resultados del análisis del suelo. Es el resultado de las prácticas más respetuosas con el medio ambiente. Los procedimientos de trazabilidad instaurados por McCain son testados. Se trata de una trazabilidad descendente (desde la bolsa de patatas fritas hasta la patata en sí) y de una trazabilidad ascendente (desde la bolsa de patatas fritas hasta los almacenes de McDonald's).


DESDE LA PATATA EN SÍ HASTA LA PATATA FRITA

  1. Desde su llegada a la planta, las patatas son controladas y calibradas.
  2. Tras ser lavadas en una fuerte corriente de agua, son sumergidas en un baño de agua salada. Las que flotan son eliminadas, ya que no cuentan con la calidad suficiente.
  3. La piel es separada de su carne por inyección de vapor.
  4. Las patatas son lavadas, cepilladas y controladas manualmente.
  5. Para cortarlas en patatas fritas, una corriente de agua las propulsa hacia los cuchillos en forma de rejilla a cerca de 100 km/h.
  6. Las patatas fritas son seleccionadas automáticamente: las más cortas, las que estén manchadas y aquellas cuya sección no sea cuadrada son eliminadas.
  7. Una corriente de agua caliente las blanquea, obteniendo de este modo un color uniforme y una buena textura.
  8. Una vez secadas, son prefritas en un baño de aceite vegetal a 170°C.
  9. Posteriormente, se refrigeran, congelan, embalan y almacenan.

ATENCIÓN EN TODO MOMENTO

Todas las etapas de la preparación de las patatas fritas son objeto de un autocontrol para asegurar la mejor calidad de la patata frita. Se efectúan más de 50 controles de calidad entre la patata en sí (la materia prima) y la patata frita. Cada año se llevan a cabo auditorías de seguridad e higiene en las plantas de producción.