Estas aquí

Pan

¡LA HAMBURGUESA NO SERÍA LO MISMO SIN ESE PAN TIERNO Y REDONDO!

Su miga apretada, su corteza fina y su color uniforme se obtienen gracias al uso de una harina de calidad de importante contenido en proteínas que hace el panecillo tierno y consistente.

EN ORIGEN, UN TRIGO DE FUERZA

Actualmente, a partir de un simple número de lote de los panecillos, nuestro proveedor Fresh Start Bakeries ESPAÑA (FSB) es capaz de trazar hasta los lotes de materia prima que han intervenido en el proceso de fabricación de esos lotes.

Para asegurar la calidad y seguridad alimentaria del producto final, FSB exige a sus proveedores la implantación de planes de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control) y otros procedimientos que garantizan que las materias primas que suministran cumplen con los altos estándares que exige McDonald’s.


LA EXPERIENCIA DE UN PROFESIONAL DEL PAN

Cada día, más de 1 millón de panecillos son producidos por FSB y se distribuyen desde seis centros logísticos al conjunto de los restaurantes McDonald’s de España y Portugal. En fábrica, los ingredientes se mezclan, amasan, moldean, fermentan y hornean dando como resultado final el panecillo. Agua, harina de trigo, levadura, un poco de azúcar y aceite de girasol son los principales ingredientes de la receta de los famosos “buns” o panecillos.


Y UNAS EXCELENTES NORMAS DE SEGURIDAD E HIGIENE

Las plantas de producción han instaurado desde sus inicios su sistema de gestión de la calidad, que integra en el mismo un plan APPCC (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control) que se revisa continuamente y a través del cual garantizamos la seguridad alimentaria de nuestros panecillos.